Asociación Civil Vasos Comunicantes

Historia: 

A inicios del 2004, luego de que Carlo Brescia regresa a Perú de Europa y terminan viaje por el norte de Sudamérica, la idea de que es importante el diseño, planeación e implementación de proyectos de arte y cultura va tomando forma. Los proyectos culturales pueden ser vehículos de desarrollo al establecer puentes de comunicación generando diálogo y flujos de información entre diferentes esferas culturales ubicadas a distintas distancias físicas e intangibles. Entre la costa y la sierra, entre la sierra y la selva, entre lo urbano y lo rural, entre lo de élite y lo popular, entre lo convencional y lo alternativo, entre lo local y lo foráneo. Esta idea no solamente es aplicable en Perú sino en todos los países de Latinoamérica y del mundo entero. Las sociedades modernas son multo y pluriculturales y es importante promover el sentimiento de colectividad en estas para que exista más respeto entre ellas y entre ellas y el medio ambiente. En esencia: crear 'comunidad'.

Descripción: 

VASOS COMUNICANTES es una asociación civil independiente sin fines de lucro fundada en el año 2004 en la ciudad de Huaraz dedicada al diseño e implementación de proyectos culturales para el desarrollo sostenible.Entendemos el desarrollo sostenible como un conjunto de acciones y políticas que nos mueven de un contexto político, social, económico, ambiental y cultural a otro escenario mejor en términos de participación ciudadana, sostenibilidad, justicia y paz.Asimismo, entendemos que el desarrollo sostenible solo es posible si parte desde bases enraizadas a su contexto cultural y ambiental. No es posible avanzar con firmeza hacia el futuro sin considerar y apropiarse del pasado y del presente. Las situaciones de desempoderamiento en las poblaciones humanas no son naturales, son producto de procesos históricos complejos dados por fuerzas internas y externas, conscientes e inconscientes, sociales y naturales.Por lo anterior, dada nuestra base física en el centro de los Andes reconocemos la importancia de poner en valor y transmitir los saberes ancestrales y tradicionales: formas de pensar y hacer en agricultura, educación, salud, alimentación y organización que reconocen y agradecen el legado de los ancestros, de la naturaleza y de la comunidad a la que pertenecemos todos.