Microcine Legaña de perro

Historia: 

La asociación cultural legaña de perro viene trabajando desde el 2008 con el objetivo de fomentar la diversidad cultural, la interculturalidad, el sano entretenimiento y el dialogo mediante el uso de metodologías de aprendizaje, promoviendo el análisis crítico de los problemas de nuestro entorno, y reconocida en los registros públicos desde agosto del 2012. Para lograr nuestros objetivos trabajamos con aliados estratégicos como lo son: La Casa Campesina del centro Bartolomé de las Casas con quienes venimos trabando desde el 2008, proyectando en el espacio denominado martes campesino. Formamos parte de la coordinadora interinstitucional POSTCVR desde el 2008 trabando por la memoria y reconciliación de las victimas afectadas por el terrorismo. En junio del 2010 ganamos el primer puesto en el concurso realizado por El Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán "Ciudades seguras para todos todas ciudades sin violencia hacia las mujeres por un Cusco seguro". Trabajamos proyectando una vez por semana durante todo el año desde 2008 hasta el febrero del 2012 en Qopsqowasinchis la casa de la cultura solidaria, así mismo continuamos con las proyecciones desde marzo del 2012 en la Biblioteca Pukllasunchis ofreciendo un espacio en donde se exhiba películas con contenido humano y social. Buscamos espacios orientando nuestro trabajo hacia los niños, trabajamos con instituciones educativas como Educandas, Víctor Raúl Haya de la Torre y el colegio de señoritas el Carmelo.

Descripción: 

El microcine es un espacio de encuentro y participación comunitaria donde se exhiben películas que fomentan valores, reflexión y sano entretenimiento. Es gestionado por líderes de la comunidad que reciben capacitación para desempeñarse como promotores culturales que buscan la autogestión y la sostenibilidad del espacio cultural, como aporte a su comunidad y a la sociedad. Buscamos la democratización y descentralización de la cultura haciendo uso del cine. Al utilizar equipos digitales para la exhibición de las películas, posibilitamos por su reducido costo económico, la implementación de más microcines o espacios similares en otras regiones y países. Asimismo, producimos contenidos audiovisuales utilizando una metodología participativa, sencilla y clara, mediante la cual el corazón y pensamiento del barrio, comunidad campesina y organización de base se plasma en forma libre y sincera en imágenes y sonidos propios; comenzando a forjar el ?autoabastecimiento audiovisual? de nuestra localidad y demás regiones del país.