Microcine Riqch'ari

Historia: 

El Microcine Riqch'ari es una agrupación cultural, conformada por jóvenes interesados en potenciar la cultura a través de herramientas audiovisuales. Fue creada con el objetivo de fomentar y contribuir al desarrollo de nuestra comunidad mediante el uso de herramientas audiovisuales en los aspectos educativo, cultural y social. Inició sus actividades el 11 de agosto del 2011, en el distrito de San Jerónimo con el apoyo de la municipalidad de dicho distrito y el Grupo Chaski. Durante el tiempo de funcionamiento, el Microcine ha trabajado con instituciones como: OMAPED-San Jerónimo, INABIF e instituciones educativas a parte de las proyecciones cotidianas. Actualmente viene realizando sus actividades con el apoyo de la Casa de la Cultura Solidaria QosqoWasinchis, ubicada en el distrito del Cusco, quienes son nuestros aliados y nos brindan el apoyo necesario para seguir con nuestras actividades. Para el presente año nos hemos propuesto objetivos claros como: ser una asociación mediante la legalización de nuestra agrupación porque creemos que este es un paso gigante que debemos dar para que se nos puedan abrir más puertas para lograr el desarrollo y evolución de nuestro grupo; trabajar en la producción de nuestros propios materiales audiovisuales, porque mediante ellos podemos visualizar muchos problemas de la sociedad además también de involucrar a la población para lograr un cambio. Aliados: OMAPED San Jerónimo. IMABIF. CODIJUSAJE. Municipalidad de San Jerónimo. Municipalidad Provincial del Cusco. Casa de la Cultura Solidaria Qosqo Wasinchis. RILJU (Red de Inserción Laboral).

Descripción: 

El microcine es un espacio de encuentro y participación comunitaria donde se exhiben películas que fomentan valores, reflexión y sano entretenimiento. Es gestionado por líderes de la comunidad que reciben capacitación para desempeñarse como promotores culturales que buscan la autogestión y la sostenibilidad del espacio cultural, como aporte a su comunidad y a la sociedad. Buscamos la democratización y descentralización de la cultura haciendo uso del cine. Al utilizar equipos digitales para la exhibición de las películas, posibilitamos por su reducido costo económico, la implementación de más microcines o espacios similares en otras regiones y países. Asimismo, producimos contenidos audiovisuales utilizando una metodología participativa, sencilla y clara, mediante la cual el corazón y pensamiento del barrio, comunidad campesina y organización de base se plasma en forma libre y sincera en imágenes y sonidos propios; comenzando a forjar el ?autoabastecimiento audiovisual? de nuestra localidad y demás regiones del país.